El sello Alligator Records celebra 50 años de blues con material de colección

BODAS DE ORO


Alligator Records es una compañía discográfica independiente estadounidense de blues, fundada por Bruce Iglauer en 1971 y cuya sede central se encuentra en Chicago. La actual alcaldesa de esa ciudad, Lori Elaine Lightfoot, nombró el pasado viernes 18 de junio como el «Día de Alligator Records» en toda la llamada: ‘Ciudad de los Vientos’.


En su proclamación oficial, la alcaldesa declaró: “Considerando que, durante 50 años, Alligator Records se ha dedicado a encontrar y contratar artistas con el talento y la visión para crear nueva música, y así llegar a nuevas audiencias mientras se mantiene al día con la tecnología y encuentra formas nuevas e innovadoras de promover y fomentar el blues de Chicago, logrando que Alligator Records sea uno de los sellos de blues más exitosos del mundo; y ya que el 18 de junio de 2021, Alligator Records celebró su 50 aniversario con el lanzamiento de un triple CD con 58 canciones titulado -Alligator Records – 50 años de música genuina de Houserockin.


Bruce Iglauer nació en Ann Arbor, Michigan, y creció en Grand Rapids, Michigan y en Wyoming, Ohio. Se interesó por el blues a mediados de la década de 1960 mientras asistía a la Universidad de Lawrence en Appleton, Wisconsin, y comenzó a presentar un programa de radio universitario, luego pasó a promover conciertos en Lawrence de Howlin’ Wolf y Luther Allison. Llamó la atención de Bob Koester y se unió al personal de Delmark Records en Chicago como empleado de envíos en 1970.

Fue cofundador de la revista Living Blues en ese mismo año de 1970. Cuando Bruce aconsejó contratar a Hound Dog Taylor & The House Rockers, su propuesta fue rechazada por Delmark, entonces él se encargó de grabar al grupo y, al hacerlo, fundó Alligator Records en 1971. Una historia en realidad fantástica e increíble, de un hombre talentoso, afable y con gran personalidad.

Alligator Records—50 Years of Genuine Houserockin’ Music / Varios


Se trata de un pack de 8 caras con booklet de 40 páginas con historia del sello y de las piezas incluidas, con tres cd’s conteniendo 58 emotivos tracks, que hacen un recorrido muy especial, por 3 horas y 45 minutos, a lo largo de este medio siglo de música de blues de primera clase.


Disco 1: La obra comienza con Give Me Back My Wig, un tema sensacionalmente rítmico del primer álbum histórico del sello, el de Hound Dog Taylor de 1971. Le sigue el himno, I’m A Woman, con el clásico riff característico del blues de Chicago, cantado magistralmente por la ‘Reyna del Blues’: Koko Taylor. Aparece la irreemplazable armónica en Have Mercy, una pieza instrumental interpretada a dueto por dos grandes del instrumento: Big Walter Horton y Carey Bell. El primer blues lento de la trilogía, Somebody Loan Me A Dime, se presenta de manera brillante con el cantante y guitarrista de Mississipi: Fenton Robinson. Un tema al estilo blues de Nueva Orléans, It’s My Fault, Darling, con el cantante y pianista de Louisiana: Professor Longhair. Telephone Angel, un estupendo blues lento con la genial interpretación del guitarrista y cantante oriundo de Arkansas: Son Seals.


La segunda parte de este primer disco presenta al ejemplar albino nacido en Texas, Johnny Winter, con Lights Out, un rocanrolito ejemplar que destella calidad de interpretación por el guitarrista de blues rock, quien se convirtió en estrella por su contribución al blues eléctrico. Otro gran guitarrista texano y de abolengo, Albert Collins, hace su triunfal aparición con un gran blues suave y candente, Blue Monday Hangover. Una resplandeciente armónica de James Cotton, nacido en Mississippi, brilla con luz propia en el tema, Little Car Blues. Un trío de guitarristas ases conformado por: Albert Collins, Robert Cray & Johnny Copeland, se reparten las sonoridades de excelencia en: The Dream, un lento y maravilloso blues.

William Clarke, cantante y armonicista de California, le hace los honores a la sencilla y cadenciosa: Pawnshop Bound. Lonnie Mack, cantante y guitarrista de Indiana, uno de los llamados pioneros del blues rock, se destapa aquí con, Ridin’ the Blinds, su contribución en vivo llena de su magistral estilo interpretativo. Al igual, Lonnie Brocks, guitarrista y cantante nacido en Lousiana, no deja nada a la imaginación en su track en vivo con el blues lento, Cold Lonely Nights. Y un tercer y tremendo track en vivo, Soul Fixin’ Man, es el de Luther Allison, guitarrista nacido en Arkansas, con un gran potencial que genera emoción y explosión de muchos más sentimientos positivos.


El clásico estándar de blues, Got My Mojo Working, aquí en una peculiar y muy funky versión a cargo del cantante y guitarrista de Louisiana, Clarence «Gatemouth» Brown, nos conduce a lo que se presiente como un gran final. Saffire–The Uppity Blues Women, un conjunto de blues de tres mujeres del área de Washington, D.C., y que fue fundada en 1987 por Ann Rabson, Gaye Adegbalola y Earlene Lewis; nos ofrece una sensacional pieza, Sloppy Drunk, con el piano como instrumento principal. Un colosal Roy Buchanan, guitarrista y cantante de Arkansas, pionero de la Telecaster, nos entrega una explosiva pieza llamada: That Did It. The Paladins, banda de rock-rockabilly de California, con Keep On Lovin’ Me, Baby, cierra el telón del primer banquete musical de la noche.

Disco 2: Michael ‘Iron Man’ Burks, explosivo guitarrista y cantante de Wisconsin, trae con Love Disease, una poderosa rola de rock blues el arranque del segundo disco. ¡Que gran blues! I’m A Blues Man, desde Louisiana con el guitarrista, Kenny Neal. El inolvidable trio de Virginia, The Holmes Brothers, continúa la fantasía musical con: Run Myself Out Of Town. Little Charlie & The Nightcats, procedentes de Sacramento, California, nos ponen a mover el esqueleto con su temazo instrumental, Jump Start. La poderosa voz y el increíble piano de la texana Katie Webster, nos hacen viajar por el camino intrincado de la balada blues con: I’m Still Leaving You. Más blues texano con guitarra slide en Don’t Lose My Number, con la destacada banda: Smokin’ Joe Kubek & Bnois King. La experimentada banda de Indiana, The Kinsey Report, ofrece Corner Of The Blanket, una tonada muy funky. De Mississippi, Carey Bell con su inolvidable fraseo de armónica, está presente en el bluesesote, I Got A Rich Man’s Woman.
C. J. Chenier acordeonista, guitarrista y cantante de zydeco y cajun, nacido en Texas e hijo del legendario Clifton Chenier, regala el tema, Au Contraire, Mon Frere, junto a la banda histórica de su padre, la Red Hot Louisiana Band. La experimentada cantante de R&B y soul de Chicago, Mavis Staple, ofrece una preciosa pieza, There’s A Devil On The Loose. Un trio de Nueva York, no muy conocido, pero espectacularmente conformado con invitados, Michael Hill’s Blues Mob, incluye para esta antología una estupenda rola: Presumed Innocent. El legendario guitarrista, Bob Margolin, miembro alguna vez de la banda de Muddy Waters, aquí se destapa con una gran pieza rítmica: Not What You Said Last Night. El tremendo armonicista y cantante de Chicago, Billy Boy Arnold, se brinda con una pista de ensueño: Man Of Considerable Taste. El dueto de blues acústico al estilo Piedmont, deja un ardiente track muy característico con guitarra y armónica: Ain’t Seen My Baby.


Un buen intérprete de blues texano, nacido en Louisiana, Long John Hunter, no muy conocido, pero sí de gran calidad, colabora destacadamente con un candente tema: Marfa Lights. Desde Australia, el guitarrista de slide: Dave Hole, nos deja gratamente asombrados con su Phone Line, una variante del clásico Born in Chicago. El guitarrista californiano, Eric Lindell, contribuye con Josephine, una rolita muy soul y funk. El regreso al exquisito blues lento viene por parte del estupendo guitarrista de California, Joe Louis Walker, con la canción: I Won’t Do That. La adorable Janiva Magness, nos entrega una pieza funk enorme: That’s What Love Will Make You Do. De Chicago: Corky Siegel (armónica y piano) junto a Jim Schwall (guitarra) y su banda, interpretan un alegre temita, Going Back To Alabama. El final de este segundo disco corresponde al dueto, Corey Harris & Henry Butler, el primero guitarrista de Denver y el segundo, pianista de Nueva Orléans; cantan un góspel a capela llamado: Why Don’t You Live So God Can Use You?

Disco 3: Party Town, con algo muy festivo a la Nueva Orléans, Marcia Ball, veterana cantante y pianista de Texas, inicia el tercer disco de la extraordinaria colección de aniversario, que incluye a artistas contemporáneos de alto linaje dentro del concepto de la compañía, el genuino ‘Houserockin’ Music’. Una de las bandas puntales con sede en Chicago, Lil’ Ed & The Blues Imperials, se desatan de lo lindo con What You See Is What You Get. Otra de las bandas de primera y veterana, esta con sede en Nueva Inglaterra, Roomful Of Blues, se anota un exitazo con: In A Roomful Of Blues. Toca el turno a la banda de un querido y viejo conocido de los blueseros mexicanos, Billy Branch & The Sons Of Blues, con la suprema versión en tributo al legendario Little Walter, Blue and Lonesome.


El joven sensación, cantante y brillante guitarrista de Mississippi, Christone «Kingfish» Ingram, uno de los esperanzadores artistas del futuro del blues, desprende un tema de su aclamado disco debut: Outside of This Town. La máxima y exitosa ganadora de premios de este año 2021, Shemekia Copeland, cantante nacida en Nueva York, incluye aquí uno de los grandiosos temas de los últimos tiempos: Clotilda’s On Fire. Otro distinguido músico, recientemente reconocido como el mejor artista de soul blues, Curtis Salgado, con sede en Oregon, entrega el tema, The Longer That I Live. Otro destacado joven guitarrista y cantante, Selwyn Birchwood, originario de Florida, pasa lista con: Living In A Burning House, una pequeña, pero contundente muestra del blues contemporáneo.

Dos leyendas vivientes: Elvin Bishop & Charlie Musselwhite, hicieron mancuerna para un disco en tributo a los 100 años del blues, un proyecto indiscutiblemente ganador, que se llevó el premio como el mejor álbum del año, la canción: Midnight Hour Blues, es la elegida de ahí, para esta valiosa antología. The Cash Box Kings, banda de Chicago, nos entrega un alegre y bailable boogie woogie: Ain’t No Fun (When The Rabbit Got The Gun). Y por el estilo, Tommy Castro de California, con su ardiente voz y guitarra, más su esplendorosa banda en vivo, no nos deja irnos a sentar, con el tema: Make It Back To Memphis. Para continuar el baile, pero ahora de cachetito, está este tema caliente: A Woman, interpretado en vivo por JJ Grey & Mofro, cantante y banda de Florida. De la banda del año: Rick Estrin & The Nightcats, comandada por el virtuoso armonicista y cantante, se desprende este humeante track: I’m Running.

Para el gran final, paremos oreja y mantengámonos atentos a los seis siguientes espléndidos y soberbios guitarristas: Coco Montoya de California para el mundo, nos deleita con: You Didn’t Think About That. Tinsley Ellis de Georgia, no se queda atrás con: Ice Cream In Hell. Chris Cain de California, convierte en oro las notas musicales que se desprenden de su guitarra en: You Won’t Have A Problem When I’m Gone. Guitar Shorty de Texas, legendario músico con el que tuve la fortuna de alternar en el marco del Festival de Blues en México, llevado a cabo en la ciudad de Puebla, aquí se deja venir con: Too Late. Nick Moss de Chicago y su extraordinaria banda más su invitado de lujo en la armónica, Dennis Gruenling, llenan el ambiente de un blues fresco y actual con: The High Cost of Low Living. Y como colofón, desde Chicago, el buen Toronzo Cannon, nos deja con un inmejorable sabor de boca, The Chicago Way, es la pieza elegida que da el cerrojazo a la colección de insuperables éxitos.

(Por José Luis García Fernández – Vía Culturablues.com)

Compartir esta nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =